Blake Griffin evita darle la mano al dueño de los Clippers en su regreso a Los Angeles

​​Blake Griffin jugó por primera vez en Los Angeles desde que fue cambiado por los ​Clippers, uno de los equipos de esa ciudad, y demostró su molestia con el dueño de su ex equipo por haberlo traspasado. ​Steve Ballmer, propietario de la franquicia californiana, estaba en la cancha mientras Griffin entraba en calor para el partido. Esperó a que terminase e intentó saludarlo, pero el ala pívot evitó saludarlo dejándolo con el saludo en el aire. Obviamente la estrella de los Pistons ya no...
Loading...